ALMOHADA TERAPÉUTICA DE ARROZ PARA EL CUELLO

Una almohada terapéutica de arroz para el cuello nunca viene mal. El cuello es una de las zonas mas afectadas por la tensión muscular después de una dura semana de trabajo. Te proponemos que te relajes y descargues la tensión acumulada con esta almohada que podrás usar tanto en frío como con calor. El calor relaja los músculos y reduce molestias en cambio el frío ayuda a reducir la inflamación.

No es que yo sea una experta en temas musculares pero es lo que en mi familia venimos aplicando desde hace bastantes años, de todos modos si alguien ve que no se ajusta a la realidad que me informe, estaré encantada de aprender.

Además es un regalo artesanal que podrás hacer para tu gente mas querida, y que seguro lo recibirán como un gran presente.

Materiales necesarios:

  • Tela
  • Hilo
  • 1 Kg. de arroz o mezcla de arroz y semillas.
  • Unas gotas de aceite o flores aromáticas secas si queremos perfumar el arroz.
  • Máquina de coser
  • Tijeras
  • Lápiz

Elaboración

Para la ver el paso a paso hemos realizado un vídeo y a continuación hemos explicado los pasos detalladamente incorporando algunas fotos.

Doblamos la tela y cortamos el patrón. Tenemos que repetir la operación dos veces. Encaramos la tela con el lado del derecho hacia dentro y cosemos a máquina dejando una pequeña abertura para poder rellenar la almohada de arroz.



Al ser circular y para que no quede con arrugas al volver del derecho hacemos unos pequeños cortes alrededor de todo el contorno para que ceda.

Le damos la vuelta.

Rellenamos con el arroz o la mezcla que más nos guste y con el aroma incorporado. Pinchamos la abertura con alfileres para que no salga el arroz.

Te recomendamos que no incorpores más de 1 kg de arroz, aunque no quede bien apretado, piensa que tiene que tener movilidad para adaptarse al cuello y si pusieras más sería un peso excesivo de soportar.

Cosemos la abertura a mano con puntadas pequeñas para que no se noten.

Le he puesto una funda para darle más color y para poder desenfundarla y lavar. Podéis hacer una funda completa o parcial como esta.

Encaramos las dos partes por el lado del derecho hacia adentro. Cosemos un dobladillo en los extremos y cosemos todo el contorno a máquina.

Damos la vuelta a la funda y enfundamos la almohada.

Y así nos ha quedado nuestra almohada.

Notas:

Cada microondas tiene una potencia distinta, por lo que recomendamos comenzar con intervalos de 30 segundos hasta conseguir la temperatura deseada. También se puede usar como almohada de frío, solo tienes que protegerla con una bolsa plástica e introducirla en el congelador durante un par de horas. Recomiendo hacer una funda exterior para que pueda lavarse en la lavadora, ya que la almohada solo la podremos limpiar con un paño húmedo.

El arroz que mejor funciona es el arroz redondo, evita que nos pinche como podría suceder con el arroz largo.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *